lunes, 5 de abril de 2010



Sabemos que muchas veces las adolescentes tienen situaciones que no se atreven a compartir públicamente en la escuela bíblica. Algunas no se atreven tan siquiera a compartirlas verbalmente. Para ayudarles a comunicarse, se pueden comprar unas libretitas pequeñas y un bolígrafo con cada una.

Se llevan cordones, letras, pegamentos y diferentes cosas para hacer manualidades y se les pide a las jóvenes que las decoren.

Después de haberlas decorado, se les pide que atesoren las libretitas ya que serán su modo de comunicación con su líder.

Ellas podrán escribir ahí todas las preguntas o asuntos que normalmente no se atreven a compartir verbal o públicamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario sobre esta Dinamica o Juego